¡¡¡URGE SOLIDARIDAD – Doña María de Jesús Contreras Juárez cumple hoy 72 días en huelga de hambre!!!

Imagen

El municipio de Guadalupe en Nuevo León es un lugar donde el autoritarismo amenaza los Derechos Humanos de la población. Así como San Nicolás de los Garza resalta por la corrupción y Monterrey por las irregularidades en la secretaria de seguridad pública, Guadalupe resalta por el autoritarismo.

Doña María de Jesús Contreras Juárez cumple hoy 72 días en huelga de hambre, acción que se vio obligada a realizar al haberla despedido hace 4 años el municipio de Guadalupe sin causa justificada. Doña Mary es una persona sencilla, empleada por el sistema clientelar que a través de la CTM controla el destino de miles de trabajadores, incluyendo a los de este municipio, y los usa como moneda de cambio con los políticos. Confió en el sindicato y eso fue lo que provocó que tardará un año, después de haber sido despedida, para exigir sus derechos, hoy ya se acumulan 4 años.

Mary entro a laborar al área de servicios públicos en 1994, barriendo las calles del municipio laboró 5 años sin contrato ni prestaciones básicas como el seguro médico. En 1998, arriesgando su vida, barría la Av. Morones Prieto y un auto la golpeó, fue atendida en la Cruz Verde municipal y desde entonces tiene fuertes dolores de espalda. En 1999 el sistema le hizo justicia y firmó contrato como empleada sindicalizada. En el segundo semestre de 2009 Mary solicito su cambio de actividad, las secuelas del accidente le hacían muy doloroso barrer las calles y fue enviada a otro puesto donde se encargaba de reciclar papel. El 11 de Septiembre de ese año le avisaron que debía ir a Recursos Humanos, ahí le dijeron que fue dada de baja desde el 25 de Agosto, ella reclamó la irregularidad puesto que había cobrado normalmente el 30 de Agosto a lo que no supieron responderle, peor aún, no le pagaron los 11 días que llevaba trabajados de Septiembre. Acudió al Sindicato controlado por la CTM a pedir ayuda, ahí la enviaron temporalmente a “apoyar” en las oficinas de la CTM en Monterrey por lo que recibió solo mil pesos en tres meses. La Lic. Laura García del sindicato le pidió que ya dejará el asunto por la paz, pidiéndole que firmara primero un finiquito por 8 mil pesos, Mary se negó, después le ofrecieron 13 mil pesos que también rechazó, Mary solo exigía una liquidación justa por 16 años de trabajo. En 2010 decidió denunciar al municipio pero las presiones sobre su abogado motivaron que este no le ayudara: El abogado no le aviso de la cita en el Tribunal donde debía ofrecer pruebas y luego abandono el caso.

En este proceso el municipio simuló ofrecerle una reinstalación en noviembre de 2013, Mary se presentó en el departamento de limpia con su abogado, cinco minutos después de que este se retirara un contador le notificó que ya no podía trabajar ahí, Mary fue a pedir una explicación a Recursos Humanos y le dijeron que ahí no sabían nada y que ella estaba dada de baja desde 2009. Ante la desesperación de verse vulnerada en sus derechos no se dio por vencida y consiguió otro abogado que ahora si la está apoyando, incluso iniciando una denuncia en la Comisión Estatal de Derechos Humanos, pero decidió ir más allá y en febrero pasado decidió iniciar una huelga de hambre, desde entonces no ha probado sólidos, solo líquidos, y ha perdido 25 kilos.

El hostigamiento de la administración de Cesar Garza Villarreal hacia la huelga de hambre ha sido constante, tres días después de iniciada, él personalmente dijo a Mary “gáname en los tribunales y te pago, a mí no me perjudica, yo puedo esperar a que te caigas y entonces te mando a un hospital o a un albergue”. El poderoso diputado federal y líder de la CNOP en Nuevo León Héctor García, y quien tiene a un familiar como regidor, le dijo “Esto no se hace, de aquí no vas a sacar nada, tengo muchas personas y de querer hacer algo así (la huelga de hambre) ya lo hubiera ordenado, no vas a sacar ni para curarte”. El Lic. Héctor Garza, tío del alcalde y que labora en el municipio, la amenazó con despedir a su esposo y a su yerno que también son empleados sindicalizados municipales. Hace tres semanas una empleada municipal que se identificó como Alma Chavira la hostigó en el plantón instalado afuera del palacio municipal “de Cesar no vas a sacar nada, si no levantas tus porquerías yo las voy a quitar”. Hace una semana otra mujer se acercó a gritarle “usted es una ladrona y el alcalde es muy buena persona”, por esos mismos días un hombre, sin identificar pero que entra constantemente al palacio, le dijo “Te voy a hacer un desmadre, no soy policía ni nada pero si lo puedo hacer”.

Doña Mary sobrevivió estos cuatro años en los que lucha por justicia vendiendo comida, tejió y vendió sus tejidos para completar el sueldo de su esposo.

Una comisión de regidores fue formada para tratar el asunto, se le acercó y le ofreció respuesta ese mismo día, han pasado varias semanas y la respuesta nunca llegó. En la iglesia de Nuestra Señora de Guadalupe dijeron que eran conscientes del problema pero que no pueden hacer nada de las puertas del templo para afuera.

Le pregunte a Doña Mary que si ya había valorado otras opciones porque su salud estaba en riesgo y me contestó “Yo voy a seguir hasta el final, porque lo que pido es justo, no voy a suspender la huelga de hambre, seguiré hasta el final y hago responsable de mi seguridad, de la de mi familia y de cualquier ataque al alcalde”.

Me retiré con un sabor agridulce, el autoritarismo ciega al alcalde en un problema que ni siquiera surgió en su administración y para el que en lugar de buscar la conciliación que garantice los derechos de Doña Mary ha optado por el autoritarismo.

Más que una responsabilidad es una obligación de Cesar Garza Villarreal garantizar los derechos de Doña Mary, ciudadana guadalupense, incluido su derecho a la vida.

PD: Es el mismo Cesar Garza que gobierna Guadalupe el que hace años ayudo a los empresarios como director de la Agencia Estatal de Transporte, el que bloqueo siendo diputado la creación del delito de Desaparición Forzada para proteger al Gobierno, el mismo que ya en Guadalupe no ha dado solución a la muerte de Eustacio Sorola Hernández detenido por policías y encontrado muerto en el Rio Santa Catarina 15 días después, el mismo que salió a defender a sus policías que actuaron con negligencia al intentar detener a asaltantes en un ruta 2 donde murió Ángel Isaí estudiante de secundaria, el mismo que ordena a la policía municipal detener las fiestas de adolescentes con lujo de violencia.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: