REVOLUCIÓN SOCIAL Y LA ORGANIZACIÓN REVOLUCIONARIA

sello

Nuestra finalidad el Comunismo Anárquico.

Una alternativa forista:

Somos comunistas. No en aquel sentido vulgarizado y deformado que en todo momento, como el espantajo, es a nosotros de las páginas, los canales y las ondas de los mass media (el régimen “comunista”, el Estado “comunista”, el partido “comunista”). El verdadero comunismo es anárquico, sin el Estado y la autoridad, esto es libre, libertario. Y cualesquiera hace ciento años, habiendo encontrado la mención de los comunistas, la persona podía ser asegurado casi a 100% que el discurso va sobre los anarquistas. Sólo en 1917 esta palabra fue robada por los bolcheviques, y luego es desfigurado por ellos y es presentado en el hazmerreír de todo el mundo.

Somos comunistas en aquello sentido antiguo, no robado todavía. En aquello, que significa la comuna libre y la asociación. Cuando la gente interesada juntos, conjuntamente (en las asambleas generales) acepta las decisiones de aquello, como vivir y que de hacer, ayudando uno a otro. Cuando ellos usan conjuntamente el bien disponible para hacer de nuevo el planeta – diciendo las palabras del poeta-anarquista de XVIII s. Sylvaine Marechal, como usan luz del Sol que resplandece para todos.

Somos comunistas no sólo en nuestra representación sobre el objetivo, sobre el futuro, por que luchamos. Somos comunistas también en nuestra lucha misma. Por nuestra convicción, solamente las asambleas generales de las trabajadores en las empresas y en los establecimientos, solamente las asambleas generales de los habitantes de los barrios y las localidades deben solucionar, como estar en huelga o rebelarse, como realizar las manifestaciones y los mitines, como romperse de las represiones y los órganos de la guardia del des-orden existente. Decidir por si mismo, sin representantes impostados o “elegidos-apoderados” – los partidos, las burocracias sindicales, los diputados y los jueces. Tales asambleas generales soberanas son no sólo el empeño del éxito de la lucha de hoy, sino también el prototipo, la base y la piedra angular de un mañana libre.

¿POR QUÉ SOMOS UNA SOCIEDAD DE RESISTENCIA?

La organización revolucionaria, que creamos, no es ni el partido, ni el sindicato. En su base ella es la unión obrera, ya que une la gente del trabajo, que resisten contra la explotación diaria y la opresión y por eso luchan por la reducción del tiempo laboral, por el mejoramiento de la situación material y moral. Pero tal mejoramiento no es para ella el objetivo propio, pero sólo el medio de despertar en la persona los principios que dormitan – de la solidaridad y la ayuda mutua, inspirarlo al espíritu de la rebelión revolucionario contra el poder y la propiedad, la desigualdad y la opresión. Solamente defendiendo los derechos y los intereses codo con codo, nosotros trabajadores podemos superar el egoísmo, hallar la dignidad humana y despertarse de la hibernación secular, reconociendo: para liberarse nosotros mismos, que es necesario terminar con todo el Sistema existente de la producción, la administración y la vida – y sustituirlo por un mundo nuevo: el comunismo anarquista, ácrata, libre.

Por eso nuestras sociedades de resistencia de los trabajadores (según las profesiones e interprofesionales) son al mismo tiempo las organizaciones ideológicas. Ellas son creadas no en base de los intereses momentáneos económicos, aunque luchan y por ellos, y por el mundo nuevo. Nosotros somos por la organización trabajadora consciente anarquista. Ella es libre de la burocracia, la politiquería y el arribismo, todas las decisiones en ella se ponen por las asambleas generales de los miembros o (alta cerca de el nivel local) por los delegados de tales asambleas. Y los delegados serán no los “representantes”, pero sólo la “voz” de aquellos quién de ellos ha dirigido, habiendo ligado con el mandato obligatorio para la ejecución.

Que tiene por delante ocuparse tal federación de la gente del trabajo? Las uniones, que la componen, son llamadas a llevar un trabajo ideal, de agitación y cultural, haciendo propaganda con la palabra y con el hecho de los objetivos altos y los principios del comunismo anarquista. Ellos deben preparar, organizar y realizar las huelgas y otras acciones de la resistencia contra el yugo del estado y el capital. Y al mismo tiempo, sus miembros son instados a actuar según la manera anarquista en las grandes asambleas generales de todos los trabajadores de uno o de algunas empresas y establecimientos, en las asambleas y las iniciativas de los habitantes y etc. – conseguir que estas asambleas solucionen las preguntas básicas de la lucha y la vida, oponerse a la influencia y el poder de los partidos políticos, los sindicatos y los líderes. Con otras palabras, ellos deben aplicar y defender la acción directa y el comunismo libertario.
Entonces los órganos de la resistencia creados por los mismos trabajadores (las asambleas generales y los delegados de ellos), hoy tan raros, fluctuadas e inestables, pueden hacerse en el futuro por las estructuras regulares y constantes de la autoorganización y la autoadministración sobre la base comunista libre. Y entonces, todos nosotros explotados y oprimidos, inspirados por las ideas-fuerzas del comunismo anarquista, iremos en la cierta Gran Tarde al asalto último y decidido de los bastiones del Mundo Viejo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: